Juego Mil grullas para la paz

Juego de mesa Mil grullas para la paz

El juego de Las mil grullas para la paz representa el camino de la vida que todos debemos recorrer para alcanzar la Paz. Un camino plagado de opciones e imposiciones, riesgos y amenazas, premios y sanciones. Todos ellos son elementos que aparecen en el tablero y que cada jugador/a debe afrontar con sensatez y criterio para ganar el juego y alcanzar la meta final llamada PAZ.

Tablero de juego Mil grullas para la paz
Tablero de juego vista cenital
Detalle de tablero con grullas amigables y halcones

Simbolismo del juego

El juego limpio y solidario entre grullas viajeras

Durante el trayecto hacia la Paz, las bandadas de grullas de los distintos jugadores/as, en todo momento, harán gala de una competencia fraterna y solidaria entre ellas, de tal forma que cuando una ficha de grullas sea alcanzada por la ficha de otro jugador/a, no la mata, sino que al contrario, la ficha alcanzada le trasmitirá solidariamente toda su energía y por ello, deberá retornar a su NIDO para energizarse y empezar de nuevo su vuelo. En cambio, la ficha de grullas que acaba de recibir la energía, avanzará 15 casillas con una energía solidaria regalada.

Amenazas y riesgos del camino

Durante su vuelo hacia la Paz, las mil grullas que cada jugador/a tiene a su cargo tendrán que enfrentarse a los siguientes peligros: el halcón, la muerte, el cazador y el cepo.

EL HALCÓN

La figura del halcón la encarnan 12 despiadadas criaturas que acecharán constantemente a las grullas para causarles muchas pérdidas de tiempo. Su misión es retrasar al máximo su destino final: la Paz.

El Halcón hace referencia a 12 valores que nos limitan: (1) Arrogancia, (2) Avaricia, (3) Ignorancia, (4) Traición, (5) Hipocresía, (6) Enfermedad, (7) Mentira, (8) Hambre, (9) Esclavitud, (10) Egoísmo, (11) Corrupción y, por último, su más poderoso y emblemático líder: (12) Guerra.

Arrogancia, Avaricia, Ignorancia, Traición
Hipocresía, Enfermedad, Mentira, Hambre
Esclavitud, Egoísmo, Corrupción, Guerra

La muerte

Representa el fallecimiento, por causas naturales o accidentales de cualquier bandada de grullas que cae sobre ella. Como en la vida misma, la MUERTE es un riesgo que siempre estará presente.

El cazador

Representa un peligro “no natural”, al que deberán enfrentarse en su vuelo hacia la Paz. Puede infringir dolor  y pérdidas de tiempo. Durante todo el trayecto intentarán evitarlo.

El cepo

Otro peligro que intentará causarles más pérdidas de tiempo, lo encarna el CEPO. Representa la pérdida de libertad que puede derivarse en comportamientos interesados o poco éticos.

Las grullas amigables y los refugios del camino

En oposición a la Muerte, los Halcones, los Cazadores y los Cepos, se encuentran las bellas y amigables grullas que ayudan a proteger la vida y el alma de sus congéneres. Unas fieles amigas del camino, que todas necesitarán para alcanzar sus metas.

Las grullas protectoras representan 12 valores humanos que favorecen el crecimiento personal y lo elevan a la excelencia: (1) Reconciliación, (2) Sinceridad, (3) Humildad, (4) Amistad, (5) Educación, (6) Solidaridad, (7) Amor, (8) Felicidad, (9) Salud, (10) Justicia, (11) Libertad y su más poderosa y emblemática lideresa: (12) La Grulla Paz.

Reconciliación,  Sinceridad, Humildad, Amistad
Educación, Solidaridad, Amor, Felicidad
Salud, Justicia, Libertad y Paz

El destino final de las grullas "La Paz en el mundo"

La Paz en el mundo es el destino final que todas las bandadas de grullas desean alcanzar. Por ello, al jugar con las mil grullas de origami, estaremos creando sinergias que poco a poco, harán variar de rumbo el negro e incierto destino de la humanidad. Circunstancia que nos conduce a la más grande y digna causa a la que todos debemos aspirar: la Paz.

Educar y entretener

Entre los objetivos del juego, podemos destacar los siguientes:

1- Entretener y divertir.

2- Difundir la bella leyenda japonesa de las mil Grullas de origami y la niña Sadako Sasaki.

3- Ayudar a alcanzar los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible que Naciones Unidas tiene marcado en su agenda 2015/2030.

4- Concienciar sobre valores humanos que pueden ayudar a la convivencia y el entendimiento entre todas las naciones, culturas y religiones existentes.

5- Recaudar fondos para destinar a proyectos sociales, de salud, humanitarios, educativos, medioambientales, de protección a los animales, culturales, de investigación y cualquier otro de interés general o público.